Escuchar a un cucaburra reír en slow-motion es como estar en una pesadilla hecha realidad

0
0

Deja un comentario